Semana Santa 2015

IGLESIA DE SAN JUAN DE LOS REYES

SEMANA SANTA 2015

DÍA 29 DE MARZO: DOMINGO DE RAMOS

09’30: Bendición de Ramos y Misa

13’00: Procesión de Ramos y Misa.

20’00: Bendición de Ramos y Misa

DÍA 31 DE MARZO, MARTES SANTO

20’00: Celebración Penitencial y Eucaristía.

DÍA 1 DE ABRIL, MIÉRCOLES SANTO

21’00: Procesión Cristo de la Humildad

DÍA 2 DE ABRIL, JUEVES SANTO

10’00: Laudes

19’00: Celebración de La Cena del Señor.

22’00: Hora Santa

DÍA 3 DE ABRIL, VIERNES SANTO

10’00: Laudes

18’00: Celebración de La Muerte del Señor.

DÍA 4 DE ABRIL, SÁBADO SANTO

01,00: Procesión del Cristo de la Buena Muerte.

10’00: Laudes. 23’00: VIGILIA PASCUAL

ERMITA DE SANTA MARÍA DE LA CABEZA

DÍA 29 DE MARZO: DOMINGO DE RAMOS

11’00: Procesión de Ramos y Misa.

DÍA 2 DE ABRIL, JUEVES SANTO

19’00: Celebración de La Cena del Señor.

DÍA 3 DE ABRIL, VIERNES SANTO

18’00: Celebración de La Muerte del Señor

concierto coral juvenil barron collier

El próximo viernes 13 de marzo se celebrará un concierto en nuestra iglesia de San Juan de los Reyes. Los datos exactos son:

Concierto / Concert

Coral Juvenil: Barron Collier. Concert Choir & Bel Canto

Naples, Florida (USA)

  • Día: 13 de Marzo
  • Hora: 19h45
  • Lugar: Iglesia de San Juan de los Reyes

ENTRADA GRATUITA / FREE ENTRANCE

Concierto-Barron-Collier

Jornadas de Pastoral Levanta los Ojos

Con la participación del Card. Oscar A. Rodríguez Maradiaga, Arzobispo de Tegucigalpa (Honduras), presidente de Cáritas Internationalis y responsable del Consejo de Cardenales creado por el papa Francisco, las jornadas “Levanta los Ojos

Conferencias

  • 1ª conferencia. La Parroquia: Comunidad de Comunidades e Iglesia en la Iglesia.
  • 2ª conferencia:  La Parroquia: Laboratorio de comunión y participación.
  • 3ª conferencia:  La Familia y la Parroquia: La Parroquia como familia.

 Información previa

  • Díptico con programa horario e inscripción   (pdf)
  • Información (pdf) e inscripción en las experiencias diocesanas (enlace)
  • Información facilitada a los medios de comunicación  (pdf)

Continuar leyendo en Plan Pastoral Diocesano

Concurso 2006

ORGANIZADO Y PATROCINADO POR LA PARROQUIA DE SAN JUAN DE LOS REYES (TOLEDO)

TEMA: El Cántico de las Criaturas

“Francisco llamaba hermanos a todas las criaturas: el sol, la tierra, el agua, los pájaros… incluso a la muerte, “de la que nadie puede escapar”. Por todas daba gracias y bendecía a Dios, pues nos muestran la Bondad del Creador y de Él llevan significación.

¿Hoy Dios sigue abrazándonos con su creación. Pero, ¿sabemos descubrirlo y reconocerlo? Enviános tu foto o dibujo sobre una criatura relacionada con alguna de las estrofas del Cántico de San Francisco.

Fecha tope de entrega de imágenes: 23 de abril, día de la tierra.

Fallo del jurado y publicación de resultados: 1 de mayo.

BASES GENERALES

Todas las imágenes que se presenten al concurso serán publicadas en esta página web, salvo que el equipo de dirección estime lo contrario. De entre ellas, serán seleccionadas y premiadas de una forma especial un total de tres imágenes relacionadas con el tema propuesto para cada ocasión.

FORMATO

Las imágenes estarán en formato jpg. Pueden ser fotos o dibujos hechos por los concursantes. Quien desee concursar sabe que su imagen podrá ser publicada durante varias semanas en nuestra web. La imagen puede estar acompañada de una explicación o comentario opcional, pero no de ningún tipo de informaciones personales u otro tipo de comentarios. Su publicación en la red también estará sujeta al criterio del equipo webmaster.

PLAZO DE ENTREGA

El plazo de entrega de las imágenes es el propuesto para cada concurso. No se admitirán imágenes enviadas con fecha posterior a la señalada. Cada concursante puede participar con un máximo de tres imágenes.

PRESENTACIÓN

La imagen se enviarán a la dirección webmaster@sanjuandelosreyes.org. En el mismo e-mail, se deberán indicar los datos del concursante: nombre y apellidos, edad, título o comentario de la imagen enviada, y correo electrónico. Solo se publicará en la web el nombre del concursante. En el concurso habrá dos categorías: JUVENIL (mayores de 14 años) e INFANTIL (menores de 14 años).

JURADO

El jurado estará presidido por el párroco de San Juan de los Reyes, fr. Julio Antiga, y serán otros miembros del jurado: dos catequistas de la parroquia y dos franciscanos de San Juan de los Reyes.

PREMIOS

El concurso tiene prevista la entrega de los siguientes premios para la categoría JUVENIL:

1º Premio: un CD de música, a elegir por el ganador y una guía turística del monasterio.2º Premio: dos entradas para el cine, a elegir (película y cine) por el ganador, y una guía turística del monasterio.3º Premio: una guía turística del monasterio.

Para la categoría INFANTIL también se han previsto tres premios: divertidos juegos u otros regalos de valor similar a los tres premios de la categoría juvenil.

EXPOSICION

La parroquia de San Juan de los Reyes se reserva el derecho de exponer las imágenes enviadas al concurso en esta página web o en otras páginas asociadas.

ACEPTACION

La participación en el Concurso implica la total aceptación de estas Bases por parte de los concursantes. En lo no previsto, el equipo webmaster queda facultado para adoptar las soluciones que considere más justas y adecuadas.

 

El Otro Belén

Hoy ha sido la rueda de Prensa en la que se ha presentado el Belén del año 2004. La sala de Medios de Comunicación de la Casa-Palacio del Reino de los Cielos ha estado abarrotada de periodistas, gracias a que las noticias de noviazgos y bodas reales ya se han hecho públicas, por ahora no hay novedades llamativas en las revistas del corazón, Sadán Husein ya ha sido capturado, no se esperan cambios políticos especiales y en esta semana no ha habido casos trágicos de violaciones. No sería la primera vez que Padre Dios se viera solo con los de la COPE, que no faltan nunca, como es lógico.

Una vez reunidos todos, se les repartió la clásica nota de prensa, se sacaron las fotos de rigor, se colocaron las cámaras y el Eterno, sentado en la mesa presidencial, rodeado de angelitos con gorro de Papá Noel, comenzó a informar, mientras las grabadoras funcionaban y los periodistas no cesaban de tomar notas en bloc de mil colores.

“Y dijo Dios”:

“Este año me ha costado mucho construir mi Belén. Todos los enseres y materiales de otros años: los que manejé desde miles de siglos, la cunita que me regaló un carpintero de Mesopotamia hecha de cedro del Líbano, el S. José con el brazo escayolado, la Virgen que ya se mantenía de rodillas gracias a un musgo y hasta el Niño que fue reemplazado varias veces, pasó a mejor vida en una caja enorme de cartón en el cuarto de trastos en la azotea. Últimamente han cambiado tantas cosas que hemos tenido que levantar una nave para materiales que han de ser reciclados.

He ido modelando los paisajes, configurando montañas, diseñando ríos y mares lentamente, con dificultad. He visitado todos los pequeños comercios de chucherías y cachibaches, los “ciento cincuenta”, los rastros, y las tiendas de de artesanía. También me he visto obligado a construir con escayola, saco, cartón y otros materiales, piezas necesarias para este nuevo Belén. Me he paseado por miles de paisajes. Algunos no los veía desde que los coloqué allí por primera vez. Estaban casi intactos. Tomé fotos de algunos lugares para hacer vaciados y modelarnos a menos escala para mi portal.

Desde el día de Santa Lucía, para seguir la tradición, puse a todos los angelitos del colegio de párvulos a plantar las sementeras en las latas de sardinas vacías. Quiero que la vieja costumbre no se pierda. Ellos son siempre los encargados. He pasado horas sentado en el suelo, con la purpurina entre las uñas, he caminado con dificultad entre corchos, arpilleras y papeles de colores por toda la balconada que se asoma sobre los confines inmensos del mundo, en noches tachonadas de estrellas, y días llenos de sol. Ha sido un auténtico tenderete, un mercadillo lleno de virutas, ramas de abetos, anilinas y plásticos en vísperas de Navidad.

He colocado los paisajes de fondo a base de lienzos de papel continuo; no son los paisajes lejanos del Belén de siempre con las montañas de Judea, las cúpulas de la Ciudad Santa y las arenas del desierto con el caminito clásico de palmeras. Son paisajes de océanos remotos, con montañas sagradas de países casi desconocidos junto al Himalaya, a las crestas del Machupicchu y el Fujiyama el monte sagrado de los Japoneses. La ciudad lejana es el bosque de rascacielos de Nueva-Yokt sin Torres Gemelas. Un horizonte un tanto pintoresco, por la combinación de planos, pero que con sus contrastes abren un abanico que conecta con todos los rincones del mundo en sus más variadas épocas. Por la parte derecha asoma tímidamente la cúpula de la Mezquita de la Roca de Jerusalén y las murallas del templo en todo su esplendor de época. Por la izquierda, cierran los marcos del decorado, unas pagodas chinas.

El relieve del paisaje es de lo más variado: quebradas, montañas, ríos, lagos, zonas quemadas por los volcanes, cordilleras elevadísimas de los Andes, cataratas, desiertos inmensos, nieves perpetuas, selvas vírgenes. Todo, en momentos distintos de la historia. Se puede contemplar la ciudad de Petra en su estado actual y la Babilonia de los jardines colgantes con los tanques de los americanos por entre las plazas y los edificios derrumbados por los misiles. Me ha llevado mucho tiempo el imaginar los paisajes, seleccionar las muestras y encajar cada pieza geográfica en un lugar adecuado al estilo de un puzzle que sintetizara, junto al relieve, la historia. Ha sido casi otra creación. La creación fue sólo una vez y hasta olvidé aquello del “hágase”. Fue relativamente fácil decir las palabras mágicas con la ingenuidad del inicio, pero ahora, decirlas delante de un montón de hierros para que se conviertan en misiles, se me hace imposible. Esto lo digo consciente de que alguno de Vds. pueda dudar de mi omnipotencia divina.

Por fin, me puse a construir los escenarios de los relatos principales. Como en los portales clásicos, he comenzado por la búsqueda de posada. Ya no me servía el pueblo de Belén. Si conocen el Belén actual ya saben qué variedad de hoteles y pensiones de todo tipo han construido. Por eso he colocado a José y a María embarazada por las ciudades donde deambulan cientos de indigentes sin techo. El modelo lo escogí de entre los que se concentraron en el Parque Santa Catalina (de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, Islas Canarias, España) el mes pasado que se quedaron en la calle porque la clausura de algunos centros de acogida. En esa ciudad de posadas clausuradas hay adolescentes africanas obligadas a la prostitución serpenteando por las esquinas, moribundos que no tienen un lugar donde dejar el último suspiro. Por esas calles, en un borrico que se cae a cachos, se pasea el espectáculo de un muchacho que se llama José con su esposa embarazada. ¿Alguien tendrá la suerte de hospedarlos?

El Palacio de Herodes no lo construí de nuevo. Tenía tantos que no sabía realmente cuál escoger. Allí, entre los trastos, estaba el de toda la vida con los niños muriendo a golpe de espada de los sayones con cara de demonios. Coloqué otro, más actual, alfombrado con piezas elaboradas por mil niños allá en países lejanos, rodeado de adolescentes soldados ejercitandose, desde el vientre de la madre, para la guerra. Es un palacio donde los “inocentes” son los sirvientes, los esclavos, los objetos de placer y distracción para toda la corte. Coloqué, en una de sus salas, unas figuritas que me encontré en este viaje por el mundo: niños atados de pies y manos delante de una TV sin poder mirar para ningún otro lugar y con la cabeza configurada en forma de pantalla.

He conseguido una colección de pastores y pastoras pintoresca y variada: Guatemaltecos, peruanos, congoleños, saharauis, chinos japoneses, hindúes, guineanos, colombianos, esquimales… Creo que no se me ha quedado ningún pueblo, ni ninguna raza. Esto ha sido un trabajo de meses porque no imaginé que Adán y Eva se iban a tomar tan en serio eso de la procreación. Así que cuando lo visiten podrán ver cada una de las culturas que pueblan la faz de la tierra con sus atuendos, trajes típicos, peinados propios, tatuajes, pirces, taparrabos y túnicas de colores. Tanto el campo de los pastores como el camino hacia el Portal está lleno de colorido y animación porque también cargan sus instrumentos musicales e interpretan bailes, ritos y tradiciones de lo más variado y exótico. No se ha quedado nadie fuera. Bueno, también están los de siempre: los judíos, los de Belén, los europeos y los católicos claro.

Allá por uno de los caminos se acerca la caravana de los magos : uno tras otro, se van acercando los personajes de las más variadas religiones. Ha sido un trabajo minucioso, lupa en mano, para rebuscar en el censo que tenemos en los archivos. De esto se ha encargado especialmente el arcángel archivero. Se encontró que muchas religiones sólo fueron fruto de épocas. Pero en las últimas décadas se han dado de alta casi el doble de las que existían. Muchas de ellas no reunían las condiciones, pero se amplió el estatuto y también se les ha legalizado. Es una mezcla de creencias ritos y prácticas del pasado con elementos del presente. No esperaba esto de los postmodernos y menos de los neoliberales. Este fenómeno ha duplicado mi trabajo para poder estar en miles de ritos, cultos y lugares sagrados. Podrán contemplar la comitiva que se organiza desde las figuras diminutas del horizonte, hasta las que aparecen en primer plano de tamaño natural. Creo que es fenómeno digno de ser estudiado por la sociología y la antropología.

La cueva ha quedado intacta. ¿Cómo va a hacerse un portal sin cueva, sin pesebre, sin establo? La mula y el buey son los de siempre y se lo tienen bien merecido. Han sido los testigos que nunca han faltado y han ofrecido siempre una nota de ingenuidad y ternura.

José lo he puesto joven de dieciséis años, uno de los muchachos de contratos basura que me encontré en unos grandes almacenes haciendo turnos sólo por Navidad. Había hecho un módulo porque así se lo recomendaron al terminar la ESO y está “a lo que salga”. María es una colombiana que trajeron engañada para la prostitución, ha podido librarse y trabaja cuidando a una persona enferma las veinticuatro horas del día. Es menor de edad y sólo tiene quince años. Es una pareja que inspira candor al mismo tiempo que respeto. Creo que al modelarnos me han quedado bien.

El problema que se me ha planteado con el niño. Es lo principal, el centro, lo que da sentido a todo. Lo he ido dejando para el final porque no sabía como hacerlo. He de confesarlo, aunque, una vez más, les ponga en duda frente a mi omnipotencia. Para mi, no fue problema la creación del universo ya que todo iba respondiendo a mi palabra con exactitud. El problema fue cuando decidí eso de la encarnación. Estuve pensandolo, diseñándolo, haciendo pruebas, experimentando un largo tiempo que se extendió desde el Génesis hasta el Nuevo Testamento.

¿Cómo hacer el niño? ¿De donde tomarlo?¿ Cuál sería el modelo? Con la clasificación de las razas que traía la Enciclopedia de Dalmau-Carles delante, llegaba a la conclusión que no podía ser sólo negro, ni sólo cobrizo, ni sólo blanco, ni sólo amarillo; y en la lista de las religiones ni sólo cristiano, ni sólo judío, ni sólo musulmán, ni sólo maya, ni sólo hindú, ni sólo…

En medio de este debate interior recordé una canción que hace unos años se repetía en las celebraciones y con la que me sentía muy a gusto: “El agua no tiene color, Dios no tiene color”. Y me dije ¡Eureka! ¡El niño no tiene color!. Es como el agua que no tiene ningún color pero los refleja todos: cada rostro se puede ver reflejado en él sin apropiárselo, cada cultura puede rastrear en él sus orígenes, cada religión puede encontrar una referencia en su aureola abierta a todos, cada instante de la historia puede leerse en fondo de sus ojos, cada marginado puede recogerse en el hueco de sus manos.

Este niño nadie se lo podrá apropiar, ni podrá clasificarlo, ni ponerle denominación de origen, ni etiqueta o marca de fábrica.

Les invito a todos y todas a visitar y observar detenidamente este Belén que a mi también me ha resulta un poco exótico, pero la verdad que es éste el que siempre quise construir”.

Todos los angelitos se quitaron el gorro de Papá Noel y exclamaron: Palabra de Dios.

Cuando se apagaron los micros, los periodistas desconectaron sus grabadoras y cerraron sus libretas comenzaron a repicar todas las campanas del mundo.

La Eutanasia

Declaración de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española Madrid 19 de febrero de 1998

I. DENUNCIAMOS UNA CAMPAÑA ENGAÑOSA A FAVOR DE LA EUTANASIA

a) Una campaña relanzada

euthenasia En el llamado mundo desarrollado hay quienes están librando una “lucha” por el reconocimiento social y legal de la eutanasia. Entre nosotros, el caso de un tetrapléjico recientemente fallecido había venido siendo utilizado desde hacía años para esa lucha.

b) Respetamos a las personas, pero denunciamos las propuestas inmorales

porqueno eutanasiaRespetamos sinceramente la conciencia de las personas, santuario en el que cada uno se encuentra con la voz suave y exigente del amor de Dios. No juzgamos el interior de nadie. Comprendemos también que “determinados condicionamientos psicológicos, culturales y sociales” pueden llevar a realizar acciones que contradicen “radicalmente la inclinación innata de cada uno a la vida atenuando o anulando la responsabilidad subjetiva”1. Pero no se puede negar la existencia de una batalla jurídica y publicitaria con el fin de obtener el reconocimiento del llamado “derecho a la muerte digna”. Es esta postura pública la que tenemos que enjuiciar y denunciar como equivocada en sí misma y peligrosa para la convivencia social. Una cosa son la conciencia y las decisiones personales y otra lo que se propone como criterio ético y legal para regular las relaciones entre los ciudadanos.

c) Se presenta como normal una situación extrema

mar4_Antes que nada hay que caer en la cuenta de que este caso, aunque haya sido puesto machaconamente ante los ojos de todos, es, en realidad, un caso raro. Los tetrapléjicos no están deseando morirse ni, mucho menos, pidiendo que los eliminen. La Federación Nacional de Asociaciones de Lesionados Medulares y de Grandes Minusválidos ha declarado expresamente el mes pasado que la inmensa mayoría de los discapacitados es contraria a la eutanasia. La imagen que se ha dado de estas personas con el caso mencionado no corresponde a la realidad. Ellos ni son ni se consideran a sí mismos seres indignos de vivir. Al contrario, son frecuentes los casos de tetrapléjicos admirables por su espíritu de superación y por su desarrollada humanidad. Pero una de las argucias de la “lucha” por el reconocimiento social y legal de la eutanasia es precisamente ésa: hacer pasar por normal y común lo que es extremo y raro. Porque para lo extremo y raro no haría falta legislar.

d) Se presenta como progreso lo que es un retroceso

mar6Conviene observar también que se suele presentar el reconocimiento social de la eutanasia como una novedad, como una “liberación” de la opresión ejercida por poderes reaccionarios sobre los individuos libres que, gracias al progreso y a la educación, van tomando conciencia de sus derechos y van exigiéndolos cada vez con mayor decisión. Pues bien, hemos de recordar que la aceptación social de la eutanasia no sería ninguna novedad. En distintas sociedades primitivas, y también en la Grecia y la Roma antiguas, la eutanasia no era mal vista por la sociedad. Los ancianos, los enfermos incurables o los cansados de vivir podían suicidarse, solicitar ser eliminados de modo más o menos “honorable” o bien eran sometidos a prácticas y ritos eugenésicos. El aprecio por toda vida humana fue un verdadero progreso introducido por el cristianismo. Lo que ahora se presenta como un progreso es, en realidad, un retroceso que hay que poner en la cuenta de ese terrible lado oscuro de nuestro modo de vida de hoy, al que el Papa ha llamado “cultura de la muerte”.

II. LA EUTANASIA ES UN GRAVE MAL MORAL

a) ¿De qué eutanasia hablamos?

“Llamaremos eutanasia a la actuación cuyo objeto es causar la muerte a un ser humano para evitarle sufrimientos, bien a petición de éste, bien por considerar que su vida carece de la calidad mínima para que merezca el calificativo de digna. Así considerada, la eutanasia es siempre una forma de homicidio, pues implica que un hombre da muerte a otro, ya mediante un acto positivo, ya mediante la omisión de la atención y cuidados debidos.”3 Esta es la “eutanasia en sentido verdadero y propio”, es decir, “una acción o una omisión que por su naturaleza y en la intención causa la muerte, con el fin de eliminar cualquier dolor”.4 De la eutanasia, así entendida, el Papa Juan Pablo II enseña solemnemente: “De acuerdo con el Magisterio de mis Predecesores y en comunión con los Obispos de la Iglesia católica, confirmo que la eutanasia es una grave violación de la Ley de Dios en cuanto eliminación deliberada y moralmente inaceptable de una persona humana.”

En cambio, no son eutanasia en sentido verdadero y propio y, por tanto, no son moralmente rechazables acciones u omisiones que no causan la muerte por su propia naturaleza e intención. Por ejemplo, la administración adecuada de calmantes (aunque ello tenga como consecuencia el acortamiento de la vida) o la renuncia a terapias desproporcionadas (al llamado “ensañamiento terapéutico”), que retrasan forzadamente la muerte a costa del sufrimiento del moribundo y de sus familiares. La muerte no ha de ser causada, pero tampoco absurdamente retrasada.

b) El individualismo ateo y hedonista, causa del regreso a la eutanasia

Hoy la eutanasia resulta de nuevo aceptable para algunos a causa del extendido individualismo y de la consiguiente mala comprensión de la libertad como una mera capacidad de decidir cualquier cosa con tal de que el individuo la juzgue necesaria o conveniente. “Mi vida es mía: nadie puede decirme lo que tengo que hacer con ella.” “Tengo derecho a vivir, pero no se me puede obligar a vivir.” Afirmaciones como éstas son las que se repiten para justificar lo que se llama “el derecho a la muerte digna”, eufemismo para decir, en realidad, el “derecho a matarse”. Pero este modo de hablar denota un egocentrismo que resulta literalmente mortal y que pone en peligro la convivencia justa entre los hombres. Los individuos se erigen, de este modo, en falsos “dioses” dispuestos a decidir sobre su vida y sobre la de los demás.